Ejercicios para embarazadas ¡que quieren verse radiantes!

A lo largo del embarazo, el cuerpo cambia, y es normal y saludable aumentar de peso progresivamente. Pero eso no quiere decir que haya que renunciar a verse bien y abrazar el sedentarismo, que en ningún caso es sinónimo de salud. En un embarazo saludable es importante mantener una rutina de ejercicio que ayude a mantener en buen estado los músculos, las articulaciones y el sistema cardiovascular, a la vez que prepare a la mujer para llegar bien al parto. Aquí hablaremos de las mejores maneras de mantenerte activa durante estos 9 meses.

La natación se puede practicar en cualquier momento del embarazo.

Ejercicios cardiovasculares para embarazadas

La actividad física es buena tanto para la embarazada como para su bebé. Se recomienda hacer entre 20 minutos y media hora de ejercicio al menos tres veces por semana. Es importante, eso sí, cuidar la intensidad, ya que una mujer embarazada no debería ejercitarse hasta terminar agotada (por eso, siempre se recomiendan sesiones de ejercicio de normal a moderado, en especial a medida que avanza la gestación).
Dentro de la gama de ejercicios cardiovasculares, los mejores son las caminatas y la natación, que no fuerzan las articulaciones ni impactan en la barriga. Otras posibilidades son las clases de aerobics de bajo impacto, o andar en bicicleta (hasta el quinto o sexto mes, para que la barriga no te haga perder el equilibrio). Si ya acostumbras hacerlo, también puedes trotar, pero no comiences con esta rutina si no la hacías antes de quedar embarazada –resérvala, en todo caso, para perder los kilos posparto.

Yoga y pilates

Estas disciplinas son excelentes para mantenerse activa durante el embarazo. Mejorarás tu respiración, cuidarás la postura de tu espalda y tonificarás los músculos preparándolos para el parto. Pero además, son ejercicios perfectos para controlar la ansiedad propia del embarazo, te enseñarán a respirar e incluso puede que mejores el manejo del dolor de las contracciones gracias a determinadas técnicas.

El yoga ayuda a las embarazadas a relajarse y mantenerse flexibles.


Sin embargo, tanto en el caso de yoga como de pilates, se recomienda que tomes clases especiales para embarazadas con instructores calificados, que sepan adaptar las rutinas a las necesidades de tu cuerpo en cada trimestre.

Embarazadas, ¡a bailar!

Otro ejercicio especialmente recomendado para aquellas embarazadas que no les gusta hacer gimnasia, es inscribirse en alguna clase de baile, o simplemente encender el equipo en casa y dejarse llevar al son de la música (ya sea solas, o bien acompañadas del futuro papá). Bailar ayuda a quemar calorías, a evitar el aumento de peso excesivo y a dormir mejor de noche. Como única precaución ten en cuenta que no deberías saltar ni dar giros estando embarazada.

Sea cual sea el ejercicio que hagas, siempre hay que realizarlo con moderación.

Ejercicios a evitar durante el embarazo

En estos meses no debes realizar deportes de alto impacto (que impliquen posibilidades de golpes o caídas), como las artes marciales, esquiar o andar a caballo. Si bien puedes levantar pesos ligeros (como las mancuernas, para mantenerte tonificada) evita permanecer demasiado tiempo de pie en la misma posición. Tampoco deberías realizar abdominales después del primer trimestre porque puedes marearte o reducir la irrigación sanguínea que le llega al útero.

Deja un comentario