Alimentos recomendados y alimentos prohibidos para embarazadas

Hace pocos días hablamos de cómo debe ser la dieta para embarazadas. Hoy analizaremos más de cerca algunos alimentos, brindaremos posibilidades de menús y también mencionaremos cuáles son los alimentos que una mujer embarazada debería evitar.

El embarazo te permite llevar un régimen rico y muy variado.

¿Qué necesita toda embarazada?

Para nutrirse adecuadamente ella y para proporcionar a su bebé todo lo necesario para que se desarrolle adecuadamente, una embarazada debería consumir aproximadamente 2000 calorías diarias (en ningún caso menos de 1600, por lo que las dietas para adelgazar de ningún modo deben realizarse durante el embarazo). Pero hay que cuidar de dónde provienen esas calorías: la mitad de ellas deberían ser hidratos de carbono, un 25-30% provenir de grasas saludables, y un 15% proteínas.
También es fundamental mantenerse hidratada, y para ello es preferible tomar agua y dejar de lado las gaseosas y otras bebidas azucaradas, con las que te sentirás hinchada y que solo aportan calorías vacías.

¿Cómo incluir estos nutrientes en la dieta?

En todo almuerzo y cena debería haber proteínas, como pollo, carne (elige cortes magros), pavo, pescado o huevos. Evita las carnes muy grasosas o procesadas como las hamburguesas comerciales (sí puedes preparar deliciosas hamburguesas caseras), y los pescados como el atún que contienen mucho mercurio. Acompaña las comidas con verduras cocidas o ensalada. Y en una de las comidas principales incluye carbohidratos, como pastas, arroz o puré de papas. Puedes incluir legumbres una o dos veces por semana. ¿Y las grasas y azúcares? No están prohibidos, pero mejor consumirlos de manera esporádica y controlada: un bombón de chocolate después de la comida, o un helado pequeño por la tarde.

Un desayuno para embarazadas también puede incluir frutas y proteína.

Ideas para desayunos

Como es fundamental que consumas suficiente calcio, incluye en todo desayuno o merienda un vaso de leche descremada, un licuado de banana con leche, o un yogur. También puedes tomar té, e incluso una taza de café al día. Agrega dos rebanadas de pan integral untadas con queso fresco y dulce. Y tampoco deben faltar las frutas: durante el embarazo se recomienda consumir tres porciones por día, así que puedes comerlas entre comidas, o bien en un desayuno o merienda.

Alimentos prohibidos en el embarazo

Durante el embarazo debes evitar aquellos alimentos que puedan intoxicarte y dañar al bebé, como las carnes crudas o poco cocinadas: no consumas sushi, ceviche, embutidos, paté… también evita los quesos no pasteurizados. Si bien puedes consumir verduras crudas, asegúrate de lavarlas muy bien, también puedes dejarlas reposar por unos minutos en agua con un chorrito de vinagre, y no las comas en restaurantes.

¿Te gusta el sushi? Espera a que nazca tu bebé para volver a comerlo.


Si bien no están completamente prohibidas las frituras, procura consumir tus alimentos al horno, cocidos al vapor, a la plancha o hervidos, y solo de manera muy ocasional fritos. De la misma manera, el café no está prohibido pero sí debes restringir su consumo (o tomarlo descafeinado). En cuanto al alcohol, se sabe que es nocivo para el feto y que puede acarrear consecuencias negativas, así que mejor abstente por completo de estas bebidas.

Una dieta equilibrada y ejercicio, también en el embarazo, son las claves para sentirte bien.

Deja un comentario